Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Septiembre 21 / 2014

Buscan solución a violencia en escuelas

E-mail Imprimir PDF


Diferentes sectores sociales coinciden en que la presencia policial no es la solución al problema 

Por Gloria Morán 

Fotografía: Luis Velásquez 

SAN SALVADOR - En lo que va del año más de cien estudiantes han sido asesinados en El Salvador, sobrepasando así la cifra de 2010, que fue de 52.  Esta realidad es la que ha movido a diferentes organizaciones a buscar soluciones determinantes e integrales para promover la seguridad dentro y fuera de los centros escolares.  

Una de estas organizaciones es el Consejo Nacional de Educación (CNE), entidad que este viernes culminó con la etapa de consulta nacional denominada “Educación para un País sin Violencia” iniciada el pasado 19 de septiembre. 

EL CNE fue autorizado en diciembre de 2009 por el presidente salvadoreño, Mauricio Funes; está integrado por representantes del Ministerio de Educación (MINED), de sectores académico, religioso, empresarial, cultural, sociedad civil y educativa y organizaciones no gubernamentales. 

En las mesas de diálogo participaron diferentes sectores que se ven afectados por el incremento de la violencia en los centros escolares: estudiantes, madres y padres de familia, docentes, líderes de diferentes iglesias, alcaldes, empresa privada, universidades, entre otros.  

El arzobispo de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, aseguró que “llegó la hora de actuar, pero de forma coordinada”.  

Según el pastor Carlos Rivas, del Tabernáculo de Avivamiento Internacional (TAI), lo que hace diferente esta mesa de diálogo de las otras que se han instalado para hablar de otros temas es que “no hay razones políticas, ni partidarias, ni económicas” que influyan en la búsqueda de soluciones integrales para la reducción de la violencia.  

Algunas sugerencias 

Rivas puntualizó que las acciones propuestas por los diferentes sectores sociales incluyen métodos de prevención; también existe la sugerencia de que, en caso de que lo amerite una acción, se incluya la parte punitiva, pero no como eje central de la acción en contra de la violencia escolar.

“Se necesita la parte punitiva pero no para hacerla un política, porque vimos que eso no funciona, no funcionó la ley de mano dura, la súper mano dura, los cateos, la militarización de las calles, eso no funciona”, expresó Rivas.  

El CNE dio a conocer que entre las propuestas de los sectores no está la de una ley como las utilizadas en años anteriores, represivas y autoritarias, sino de una ley propositiva e inclusiva que trascienda de la ideología del partido en el gobierno.  

Los consultados mencionaron que entre algunos de los obstáculos para la construcción de una seguridad plena que vaya más allá del ámbito escolar son la falta de información, la falta de diálogos inclusivos, sinceros y que terminen en un resultado concreto, falta de confianza de la labor del sector de seguridad pública,  entre otros aspectos.  

Luego de escuchar a los diversos sectores y poseer los datos, los cuales serán tabulados y procesados por una universidad privada, el CNE continuará con el análisis de los mismos para plantear propuestas concretas y tratar de reducir el problema de seguridad en los centros escolares y los homicidios de estudiantes.  

La policía escolar no es la solución 

En junio pasado la gremial de docentes Bases Magisteriales así como por el Consejo de Directores de Institutos Nacionales de El Salvador presentaron a las autoridades de seguridad pública  la propuesta de creación de la policía escolar la cual se encargaría de velar por la seguridad en los centros educativos y sus alrededores. 

Según el Mined son más de 300 centros escolares que tienen presencia de pandillas en el país.  

Aunque todavía no han avalado la creación de la policía escolar, la Policía Nacional Civil (PNC) ya custodia algunas instituciones educativas ubicadas en municipios que reportan altos índices de violencia.  

A la vista de Adilio Carrillo, miembro de la Coalición Centroamericana para la Prevención de la Violencia Juvenil (CCPVJ), en la actualidad se está tomando a la juventud como víctimas y victimarios; lo cual crea una tendencia en los medios de comunicación de criminalizarla y hacerla ver como la “villana”. 

“La presencia de la policía dentro y fuera de los centros escolares es una forma de criminalizar a la juventud porque se sigue creyendo que es el sector juvenil es el que genera la violencia, cuando se sabe que hay otros grupos, como el narcotráfico y el crimen organizado que aportan una cuota a la violencia”, aseguró Carrillo.  

Además considera que todos los males del país se les están achacando a los jóvenes y que se está haciendo una mala focalización de los generadores de violencia, pues se señala solo a los centros escolares cuando se “supone” que su función es educar.  

“No se ve la necesidad de tener policías al interior del centro educativo, porque pareciera que fueran centros penales, además genera un sentimiento de repulsión de los alumnos, genera también fricciones entre policías y estudiantes, lo cual no contribuye a ninguna clase de solución”, aseguró Carrillo.  

Pese a que la propuesta fue hecha Consejo de Directores de Institutos Nacionales, el pastor Rivas declaró que algunos de los representantes de instituciones escolares fueron los que expusieron que la policía escolar solo generará “mayor rebeldía” en los estudiantes.  

El CNE coincidió en que las propuestas más congruentes son la creación de mecanismos que generen planes a favor de la educación integral y valores para jóvenes, además de proponer la educación a tiempo pleno. 

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton