Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Noviembre 23 / 2014

Adolescentes: temor y embarazos

E-mail Imprimir PDF


El hospital de Maternidad, de enero hasta agosto de este año, ha atendido 2.567 partos de niñas de diez a 19 años.  

Por Gloria Morán

SAN SALVADOR – Tres de cada diez embarazos atendidos en el hospital de Maternidad corresponden a adolescentes, que acuden al centro solo el día del parto… La razón: tienen temor que, al llegar al control prenatal, las autoridades sepan que sus compañeros de vida son mayores de edad y puedan ser denunciados.

Alrededor de un 20 por ciento de adolescentes embarazadas nunca han ido a un control prenatal, esto puede generar graves problemas durante la gestación y a la hora del parto.

“Aquí las adolescentes tienen que venir acompañados de su pareja o madre de familia a sus controles prenatales y consultas; la mayoría vienen con sus mamás porque resulta que en la mayoría de casos las parejas son mayores y temen ser denunciadas ante las autoridades”, declaró a un medio escrito local Gina Cañas, médico de la Clínica de Atención al Adolescente del Hospital de Maternidad.

Para el abogado, Víctor Hugo Mata, es un total abuso de confianza que sea el personal médico el que denuncie este tipo de acciones, puesto que en ocasiones la menor está con consentimiento pleno con esa persona. Sin embargo, “esa acción es viable si ella busca la ayuda y declara abusos en su contra”.

En este sentido, explicó Mata, entra en juego el deber del médico o de la enfermera de guardar el secreto profesional: de no decir nada y guardar la integridad de la persona.

Las acusaciones

Una de las acusaciones de las que puede ser objeto la pareja de la adolescente, si este es mayor de edad, es la de estupro;  explicado en el Código Penal en el artículo 163 como “El que tuviere acceso carnal por vía vaginal o anal mediante engaño, con persona mayor de quince años y menor de dieciocho años de edad, será sancionado con prisión de cuatro a diez años”.

También por estupro por prevalimiento entendido en el Artículo  164 como “El que tuviere acceso carnal por vía vaginal o anal con persona mayor de quince y menor dieciocho años de edad, prevaliéndose de la superioridad originada por cualquier relación, será sancionado con prisión de seis a doce años”.

Según Mata si se trata de una relación de común acuerdo entre muchachos, que no tienen mucha diferencia de edad, no se configuraría el delito. Sin embargo siempre habría posibilidad de que la policía y la Fiscalía General de la República (FGR), lo tomen como un delito, sobre todo si es una denuncia hecha desde un centro de salud público.  

En algunos casos cuando los padres o encargados de la menor de edad se dan cuenta de que ella está embarazada o que sostuvo relaciones sexuales con una persona mayor de edad,  se indignan y presionan a la adolescente para que acusen a su pareja de haberlas abusado sexualmente, aunque esa tesis no sea cierta.

Un caso parecido, con la diferencia de que la joven no salió embarazada, es el de Carlos B. de 24 años,  quien fue denunciado por Jerónimo, padre de Katia, una menor de 16 años; ella fue la novia de Carlos durante seis meses, tiempo en el que tuvieron relaciones sexuales.

Cuando Jerónimo se dio cuenta se sintió deshonrado por su hija y no encontró otra salida que la de acusar a Carlos del delito de violación sexual. Katia no desmintió a su padre, pues tenía miedo de que algo peor pasara si ella se oponía a su autoridad.

Las declaraciones de Katia, las pruebas realizadas y presentadas por las autoridades correspondientes bastaron para que a Carlos lo sentenciaran a 14 años de prisión.

Las estadísticas hablan

En el hospital de Maternidad, de enero hasta agosto de este año, se han atendido 2.567 partos de niñas de diez a 19 años. 

Entre los diez y 14 años se atendieron 125 pacientes; mientras que de los 15 a 19 años fueron 2.442 partos.

Durante el año 2010, de un total de 13.335 partos atendidos, el 31 por ciento fueron de niñas de entre 10 a 19 años.

Las estadísticas reflejan que el estándar de embarazos en adolescentes se mantiene siempre alrededor del 30 por ciento, puesto que en 2007 también se reportó que el 30 por ciento de partos atendidos en Maternidad fueron de adolescentes.

Para Margarita Rivas, de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico, para reducir estas cifras lo primero que se debe hacer es brindar una educación sexual adecuada sin tabúes y que contenga datos científicos que reflejen la realidad física, psicológica y emocional de una adolescente embarazada

“Entre más pequeños se empieza a educar  sexualmente a las niñas y niños, estos retardan en iniciar las relaciones sexuales. Además de eso se les brindan herramientas para que conozcan cuando está siendo acosados o acosadas, o están en peligro de violación. La educación representa una herramienta para defenderse”, dijo Rivas.

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton