Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Julio 30 / 2014

Nueva alianza público-privada en seguridad

E-mail Imprimir PDF

El viceministro de Seguridad Pública y la empresa privada lanzan la propuesta de crear Parques Especiales de Inserción Laboral y Cultura de Paz. Los empresarios solicitan un “pacto nacional sobre el empleo”

Por Gabriel García

Foto: Ministerio de Justicia y Seguridad Pública

SAN SALVADOR – El viceministro de Justicia de Seguridad Pública, Douglas Moreno, junto a los representantes de Rio Grande Food Products y League Central América, presentaron este viernes un plan conjunto para abordar la situación de seguridad en el país.

El proyecto, que será remitido en las próximas fechas al presidente Mauricio Funes, se refiere a la creación de los Parques Especiales de Inserción Laboral y Cultura de Paz, los cuales buscarán la reinserción laboral de pandilleros y familiares de los mismos.

“El tema de diálogo de pacificación entre las pandillas, es una sostenibilidad de 24 horas, es lo más que puede durar, de ahí dele dos meses para que se sostenga, si no salimos el encuentro rápido para generar inversión y empleo para este grupo de personas va a ser insostenible esta situación”, sentenció Moreno

El funcionario encargado de la prevención manifestó que, en síntesis, el proyecto establece que el Estado construirá “capacidades, instalaciones” y el empresariado se encargará de proporcionar “empleo”.

“La gran mayoría de los que van a trabajar ahí carecen de muchas capacidades, me refiero a que han sobrepasado los veinte años sin saber poder leer y escribir, llevarlos a una escuela no va a funcionar, por lo tanto el Estado debe cargar sobre sus hombros el hecho de elevar sus capacidades, no es solo de ir a generar empleo, sino que hay que generar capacidades para trabajar ahí”, explicó el viceministro

Moreno manifestó que el proyecto se ha pensado para que sea “la madre de otros proyectos”, es decir que el gobierno permitirá que luego de ser capacitados en los centros especiales los rehabilitados pueden acceder a trabajar en otros lugares. Asimismo las autoridades apoyarán las microempresas que puedan resultar de esta experiencia y buscarán capacitar a las patronales.

El segundo al mando en el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública dijo que además el gobierno sostendría el primer mercado al que se accederá con esta iniciativa de empleo especial.

El viceministro explicó que la inversión total que hará el gobierno alcanza los 20 millones de dólares, pero que se iniciará un plan piloto en el que participarían entre 500 y 1.000 pandilleros se invertirán alrededor de cuatro o cinco millones de dólares provenientes de préstamos.

Moreno aseguró que el gobierno buscará crear un “andamiaje jurídico” para dar incentivos a las empresas participantes.

Las dos empresas que apoyan el proyecto ya han iniciado tiempo atrás sus programas de reinserción, por ejemplo, según el gerente general de Lead Central América, Rodrigo Bolaños, la empresa ha rehabilitado a 30 personas que corresponden al 15 por ciento de la plantilla de la empresa.

El representante de Río Grande Food Products, Josué Alvarado, señaló que su empresa ha rehabilitado a 250 pandilleros, mientras que otros 100 permanecen en talleres de reinserción.

Diálogo por el empleo, el único camino

Las empresas que presentaron los centros especiales de reinserción, han contestado lanzando una nueva propuesta de diálogo de país al Ejecutivo, luego de que el presidente convocara un acuerdo nacional por la seguridad

Según el viceministro, la respuesta del empresariado a la invitación del gobierno se traduce en un “pacto nacional sobre empleo”, para atender no solo a los pandilleros, sino a los demás sectores excluidos de la sociedad salvadoreña

“El único contenido real que puede tener el llamado de unión del presidente, está basado en discutir la situación de empleo en El Salvador (…) ¿Qué resolvemos primero, la inversión o la inseguridad? El mensaje del empresariado es muy claro: vamos por la seguridad”, explicó Moreno.

El funcionario enfatizó sobre la importancia de este tipo de acuerdos de nación para atender el problema de seguridad.

“Puede ser que no haya eco en el empresariado al que se le está exponiendo esta idea, pero es que al país no le queda otro camino más que éste”, señaló el viceministro.

Según el encargado de la prevención en el gabinete de seguridad la exclusión social entorno a la problemática de las pandillas ha llegado a extenderse hasta la negación de plazas de trabajos a aquellas personas que residen en comunidades dominadas por grupos criminales.

Por su parte la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) afirmó que no hay nada nuevo que comentar respecto al acuerdo nacional al que ha llamado el presidente Funes, manteniéndose así firmes en sus propuestas de seguridad que ya desde hace varios meses han sido trasladas a las autoridades.

“Con el respeto de la ANEP, no es el único empresariado que hay en el país (…) Con este grupo de empresarios, demuestra que hay otra forma de ver la situación del país”, concluyó Moreno.

Empresas: Resultados impulsarán a los demás

La mayoría de rehabilitaciones de estas empresas se han logrado a partir del proyecto Trabajemos por la Paz, que es una iniciativa de la empresa Río Food Products para reinsertar a delincuentes en las actividades laborales y que ahora participa en la propuesta empresarial.

El dirigente de la organización, Ricardo Martínez, manifestó que la iniciativa de la empresa privada en su proyecto va “más allá del altruismo” y que a su vez hay que incentivar la participación de los empresarios en los parques especiales.

“Dentro del parque la autoridades del gobierno tal vez establecerán un paquete de incentivos, como bajo costo de arrendamiento del parque, algún tipo de condición tributaria alguna condonación en compra de equipos, algo que le sea atractivo al empresario para invertir. De alguna forma hay que compensar esos programas que se genera alrededor del parque”, dijo Martínez.

El director de Trabajemos por la Paz, Ricardo Martínez, explicó que hay algunas empresas de “menor cuantía” que ya tienen a ex pandilleros trabajando y que podrían unirse a estas iniciativas.

“Esto se va a ampliar en la medida en que vayan viendo resultados, nosotros antes de empezar con esto hace tres años teníamos el discurso de cualquier empresa privada: Hay que meterlos presos a todos, hay que matarlos a todos; pero nosotros arriesgamos y es ahí donde las personas se van sensibilizando”, señaló Martínez

El representante del proyecto criticó el programa de denuncia ciudadana que está apoyando la ANEP, denominado Crime Stoppers.

“Creemos que ese tipo de programas no abona a la situación, estamos tratando de generar confianza y no más desconfianza, queremos acercarnos a este tipo de personas para que ellos sepan que hay una oportunidad y que no van a ser víctimas de acoso policial”, explicó el vocero del programa empresarial.

Martínez explicó que en la iniciativa de Trabajemos por la Paz “se huye del código de las pandillas, y el código es que te podes salir muerto o por la vía religiosa”. Además aseguró que Ley de Prescripción de Pandillas puede llegar a obstaculizar los procesos de reinserción.

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton