Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Abril 18 / 2014

El dólar o el colón, ¿Cuál es la moneda oficial?

E-mail Imprimir PDF

Por Moises Eugenio Alvarenga Luna (*)

El dólar, es una moneda extranjera, extraña, a la que solo se le dio visa de tránsito, es decir, para circular paralelamente al Colón, en la República 

SAN SALVADOR - El día 30 de noviembre del año 2000, fue aprobada por los diputados de la derecha de la Asamblea Legislativa la Ley de Integración Monetaria, mediante la cual se establece el dólar como moneda de curso legal en El Salvador.

 

En efecto, se legaliza la circulación del dólar pero no se establece como moneda oficial. Son dos cosas totalmente diferentes. Por lo tanto, la sustitución del dólar por los colones a que se refiere el Art. 4 de dicha Ley, jurídicamente no tiene lógica aunque sea legal. Con todo respeto, pero allí quienes le dieron vida a esa disposición se equivocaron.

 

El Art. 36 de la Ley Orgánica del Banco Central de Reserva de El Salvador, vigente desde el día 3 de mayo de 1991, literalmente expresa que “la unidad monetaria de la República es el Colón, dividido en cien centavos. El símbolo del Colón es una letra C mayúscula cruzada por dos líneas verticales”. Esta es entonces nuestra moneda oficial. Es nuestra moneda formal.

 

El dólar, es una moneda extranjera, extraña, a la que solo se le dio visa de tránsito, es decir, para circular paralelamente al Colón, en la República. Por lo tanto, es una moneda temporal. No puede desplazar a la moneda oficial. Entonces es una moneda adoptiva. De hecho, la adoptiva ha sido impuesta como oficial, lo cual es ilícito. El Colón como moneda oficial debe circular para que la identifiquen las nuevas generaciones y la enseñen los maestros en los centros educativos.

 

Según el Art. 89 de la Constitución, El Salvador está obligado a alentar y promover la integración humana, económica, social y cultural especialmente con las republicas del istmo centroamericano. El dólar no es una moneda del istmo centroamericano. Hubiera sido más adecuado, establecer una moneda única centroamericana a través del proceso de integración. El dólar es una moneda extrarregional.

 

A nueve años de la aprobación de la Ley de Integración Monetaria, debe evaluarse a quienes benefició, y por supuesto, a quienes perjudicó. Para quienes ha sido justa y para quienes ha sido injusta. A quienes dio felicidad y a quienes ha hecho llorar. Junto con la dolarización llegó el incremento del lavado de dinero, el narcotráfico, la extorsión y la profundización de la pobreza. Traía maldición.

 

La dolarización fue impulsada en un momento histórico por un gobernante que pensó en su presente, es decir, solo en concluir su período presidencial; pero que no pensó ni visualizó las consecuencias de la medida, el futuro de su partido político, ni mucho menos el interés público Art. 246 Cn. Según el Art. 235 Cn. al tomar de posesión de su cargo, el funcionario protesta bajo su palabra de honor ser fiel a la República (no al partido político que lo llevó al poder), cumplir y hacer cumplir la Constitución, atendiéndose su texto. Se le advierte que si así lo hace, la patria lo va premiar. De lo contrario la patria lo va a demandar.

 

Esto es le va a pedir cumplir o que deje el cargo. El pueblo es el soberano, el que da el poder al gobernante y demás funcionarios. Es la relación mandante (pueblo) mandatario (funcionario público). Es posible que la demanda no sea planteada de inmediato, pero que se va a demandar, si; tarde o temprano. El poder es temporal, se acaba.

 

(*) Colaborador de ContraPunto

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton