Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Diciembre 20 / 2014

Los primeros pasos en el arte centroamericano

E-mail Imprimir PDF

Por Mario Castrillo*

SAN SALVADOR - Centro América es  una porción del continente Americano con determinadas particularidades, siendo las más sobresalientes su multiculturalidad y sus procesos desiguales postcoloniales que han marcado su devenir histórico y artístico.

Los continuos conflictos militares y políticos internos han marcado con tinta indeleble su estabilidad, alterándola. Ha debido enfrentar golpes de estado, dictaduras militares, gobiernos corruptos, guerras internas, intervenciones externas directas –Estados Unidos- : Nicaragua 1853, 1857, 1867, 1910, 1912-1925; Honduras 1907, 1911,1919, 1924, 1925; Panamá 1903-1914, 1918-1920, 1989, -Inglaterra-: Belice 1821-1981, genocidios, grandes migraciones internas y externas, violencia social, analfabetismo, miseria y desnutrición, depredación de su flora y fauna; ha sufrido grandes cataclismo naturales en repetidas ocasiones.

Las migraciones han generado nuevos fenómenos económicos al hacer depender las economías de estos países de las remesas que envían los compatriotas desde el exterior; de igual manera, ha generado galopantes problemas sociales y de transculturización.

Después de la “independencia” de España, en la segunda década del S XIX, algunos países del área estructuran escuelas de arte que seguía modelos europeos o bien reciben en su ceno a artistas formados en aquel continente.

 

BELICE

 

Los mayas llegaron a Belice en el año 100 después de Nuestra Era, mas Belice es un país multicultural, de ricas y profundas raíces ancestrales. En dicho país encontramos no solo mayas, sino Creoles, Mestizos, Garífunas, Indios del Este.

 

En Belice, en 1821, año de la independencia de América Central, el territorio pasó jurídicamente a la soberanía de las Provincias Unidas de Centro América pero en la práctica Inglaterra ostentaba la soberanía, dominación que no cesó sino hasta el 21 de septiembre de 1981, fecha en que pasa a ser parte integrante del territorio centroamericano.

Sus manifestaciones artísticas académicas y modernas son recientes — como reciente es su independencia — y en ellas es evidente la influencia de tres fuentes principales: las islas del Caribe, América Central y Estados Unidos. Dentro de las artes plásticas en Belice es innegable la influencia de artistas europeos, tal es el caso del catalán Joan Durán (1947) quien reside en dicho país desde 1972 y mantiene un indiscutible liderazgo en las artes, siendo el principal impulsor de la Image Factory. En la década de 1990 se destacan varios grupos de artistas jóvenes y en 1995 fundan The Image Factory, una institución sin fines de lucro dedicada a la promoción de la cultura beliceña y del arte contemporáneo.

 

 

GUATEMALA

El arte de Guatemala abarca manifestaciones universales. En ellas encontramos una fuerte tradición y herencia cultural asentada en la cultura prehispánica, pasando por la presencia de la colonia hasta la modernidad, con el aporte de artistas extranjeros que contribuyeron al desarrollo cultural del país como lo fue Desiderio Scotti (¿), Justo de Gandarias (1848-1933) y Santiago González (¿-1909), entre otros.

Josefina de Rodríguez (¿) en su trabajo  “Pintura guatemalteca del S XX: Esbozo histórico”, nos dice “desde fines del siglo XVIII la recién fundada Sociedad Económica de Amigos del País se había ocupado de la creación de una Escuela de Dibujo, Grabado y Pintura, que en su primera época formó a los artistas que iban a ser los más relevantes exponentes de la pintura del siglo XIX; entre ellos, Francisco Cabrera (1780-1845).

Se infiere por éstos y otros documentos que la Escuela en tiempos del Gral. José María Reyna Barrios (1854- 1898) se mantuvo desde 1892 hasta 1897, con dos direcciones: la primera hasta 1895, y, la segunda a cargo del escultor español Justo de Gandarias (1846-1933), desde 1895, en que fuera contratado en Madrid por el Ministro de Guatemala en España, año en que viene a Guatemala, hasta mediados de 1897, cuando se cierra la Escuela.”

Y añade “el acuerdo de 17 de mayo de 1892, que manda erogar la cantidad de tres mil sesenta y dos pesos, para invertirse en los gastos de instalación de la Escuela de Bellas Artes y de Comercio (creada esta última dos días después de la primera)… el acuerdo con el cual se aprueba la solicitud del grabador D. Próspero Calderón (¿), relativa a la fundación en la Escuela Nacional de Bellas Artes de una sección de fotograbado -nombrándole para el cargo de Profesor de dicha sección”

A inicio del S XX la presencia de Jaime Sabaters (¿), ex secretario de Pablo Picasso (1881-1973), marca una influencia en los artistas del momento: Carlos Valenti (1888-1912), Carlos Mérida (1893-1984), Humberto Garavito (1897-1970), Eduardo de la Riva (¿), Rafael Rodríguez Padilla (1890-19029), Agustín Iriarte (1876-1963) y Hernán Martínez Sobral (18836-1946).

La creación de la Academia de Bellas Artes en 1920, por el artista Rafael Rodríguez Padilla (1890-1929) permitió conformar una importante generación de artistas: Roberto González Goyri (1924-2007), Antonia Matos (1909-1994), Hilary Arathoon (1909-1981), Enrique León Cabrera (1915-1996) y Humberto Garavito (1897-1970).

 

EL SALVADOR

Las primeras manifestaciones plásticas en El Salvador provienen de nuestros antepasados indígenas, ya sea plasmado en cuevas y piedras (Petrograbados) o en la cerámica. Es una figuración zoomorfa que tiende posteriormente a una abstracción. Los pipiles fueron influidos por el mestizaje Tolteca, Maya, Teotihuacan y Olmeca.

La cerámica de Usulután, que fue la primera cerámica de El Salvador (aproximadamente en el 1800 antes de nuestra era), influenciada por los grupos de Suramérica que se asentaron en la costa mesoamericana. Desde ese momento la cerámica Usulután es pintada de forma monocroma. Durante el Período Preclásico la cerámica Usulután empieza hacer pintada de forma bicroma. Otra Manifestación importante de la pintura precolombina en El Salvador la encontramos en la Cerámica Copador, hecha por la unión de los estilos cerámicos de Copan y El Salvador (negativo Usulután). Tuvo su centro de dispersión en Chalchuapa en su fase Payu (600 - 900 de Nuestra Era).

En el S XIX en El Salvador se habla de Silvestre Antonio García (¿), quien fuera escultor, pintor y dorador, pero no se  conserva obra de él. Una Escuela de Dibujo existió en El Salvador el año de 1811, pero poco sabemos sobre ella, a no ser que estaba dirigida por el español Miguel de Rivera y Maestre (¿).  En 1864, el presidente Francisco Dueñas (1810-1884) decretó la fundación de una Academia de Bellas Artes bajo la dirección de Manuel Letona (¿), acompañado por Emilie Dorá (¿) y Auguste Feussier (¿) que imparte una enseñanza de corte Neoclásico, a la boga en ese momento histórico. Dicha Academia fue clausurada en 1873 por causa de un terremoto. No se conocen nombre ni obra de alumnos. La Academia de Spiro Rossolimo (¿) fundada en 1916 debe tomarse en cuenta. Spiro Rossolimo había residido antes en Guatemala donde fundara la Academia de Bellas Artes de Guatemala,  junto a Frida Rossolimo (¿), dicha Academia contó con el apoyo de Manuel Estrada Cabrera (1857-1924). La empresa Luissi y Ferracutti  se destacó en la escultura.

Otros artistas también se dedicaron a la enseñanza, entre ellos Pascasio González (1848-1917) y Marcelino Carballo (1874-1949). Así mismo debe destacarse a Juan Francisco Wenceslao Cisneros (1823-1878) quien cursó estudios en Francia, fue director de la Academia de bellas Artes de San Alejandro, la Habana, Cuba, país donde falleció.  

En el Siglo XX, la fundación de la Escuela de Artes Gráficas en 1913, bajo la dirección de Carlos Alberto Imery (1879-1949) marcan los inicios de la enseñanza académica en escuelas de arte en nuestro país. En 1937 abrió sus puertas la Academia de Dibujo y Pintura Valero Lecha (1937-69), dirigida  por el artista español del mismo nombre.

 

HONDURAS

Honduras posee una rica herencia cultural en cuanto al arte precolombino, los sitios arqueológicos que Copán y Quirigua son buena muestra de ello. Copán es Patrimonio de la Humanidad.

En año de  1890 puede situarse el inicio de un período importante en Honduras dado que ese año se apertura la Academia de Bellas Artes, a cargo del maestro Tomás Mur (¿ ), aunque las clases estaban dirigidas más a la educación general que a la formación artística.

En Honduras los artistas Confucio Montes de Oca (1886-1925) y Pablo Zelaya Sierra (1896-1933) formados en Europa ejercen vital influencia en el arte de este país. En 1940 se crea la Escuela Nacional de Artes Plásticas, dirigida por Arturo López Rodezno (1906-1975). López Rodezno  centró su enseñanza en los temas de escenas cotidianas, de lo popular y del folklore.

 

NICARAGUA

El vestigio cultural más antiguo de Nicaragua podemos encontrarlo en el yacimiento de Acahualinca, en Managua, que proporciona evidencias de asentamientos entre los 2000 y 3000 años de  antigüedad. La Pintura, como casi en toda el área centroamericana, se manifestó fundamentalmente en la cerámica.

Posteriormente a la conquista española, como podemos apreciar en la Historia de la Pintura Nicaragüense (1977), Jorge Eduardo Arellano (1946), su autor, destaca una herencia indígena en la plástica nacional; a continuación una herencia colonial, siendo los artistas Toribio Jerez (¿), Adolfo León (¿) y Ramón de Santelices (¿), los más destacados referentes culturales, así como algunos pintores anónimos.

En Nicaragua, Enrique Fernández Morales (1918-1982) dio gran impulso a las artes, al igual que Rodrigo Peñalba (1908-1979), fundándose en la década de los años 40 del siglo pasado la Escuela Nacional de Bellas Artes, de las cuales Peñalba sería director entre 1950 y 1960, sus discípulos pasaron  a realizar una obra de corte expresionista dejando atrás la obra de corte figurativa y académica.

 

COSTA RICA

Los habitantes de lo que ahora es Costa Rica formaron parte del área intermedia ubicada entre las regiones culturales mesoamericana y sudamericana. Algunos historiadores han incluido el área conformada actualmente por las zonas sur y atlántica del país como de influencia sudamericana, debido a la presencia de grupos que hablan lenguas chibchas. El arte precolombino costarricense se caracterizó por crear coloridas vasijas de cerámica, adornadas con figuras geométricas o de animales.

El encuentro de la cultura precolombina con la cultura hispánica pasó primero por la imitación del arte religioso español. La cultura de Costa Rica está fuertemente influenciada por las tradiciones españolas, aunque las nativas americanas y la afro-americana han tenido también impacto.

La Primera Exposición Nacional de Artes Plásticas, efectuada en 1928, se destacó por el predominio de retratos. Esta celebración anual se mantuvo hasta 1936. Un grupo de artistas costarricenses, entre ellos Teodorico Quirós (1897-1977), incorporaron en el paisaje rural elementos propios de su cultura.

Este país cuenta en su historia artística con una de las más antiguas escuelas de Bellas Artes, fundada en 1897, dirigida durante 40 años por el artista Tomás Povedano (1857-1943) y tal vez por esa razón, la pintura académica dominó hasta 1958, año en que tuvieron lugar las primeras exposiciones de arte abstracto.

 

PANAMA

La cultura de Panamá esta integrada por un sincretismo peculiar: mezcla de tradiciones españolas, africanas, amerindias y estadounidenses. En la época prehispánica sobresalieron varias culturas: la Chiriquí, la región de Veraguas; cultura Monagrillos y cultura Coclé.

Las manifestaciones más significativas de la pintura durante el período colonial en América la constituyen las pinturas religiosas utilizadas para la ornamentación de iglesias y residencias. En Panamá esa pintura está vinculada a una cierta actividad popular y anónima que recoge y reproduce los trabajos procedentes de España.

El siglo XIX panameño ofrece dos elementos temáticos fundamentales para los preocupados por el arte. La construcción del ferrocarril (1850-1855) y la construcción del canal por los franceses (1877-1896). La pintura del siglo XIX panameño tiene como exponentes a artistas extranjeros que utilizaron el Istmo como punto de embarque hacia otras tierras.

Podemos considerar a Don Epifanio Garay (1849 -1903) como el gran precursor del movimiento plástico en Panamá y el generador entre la juventud de su época de una auténtica preocupación por las manifestaciones artísticas, en especial la pintura. El más inmediato discípulo de Epifanio Garay fue Sebastián Villalaz. (1879 – 1919). En Panamá el español Francisco Vallarín (¿), puso los cimientos de la actual Escuela de Bellas Artes de Panamá, siendo creada en 1907 la  Escuela Artes y Oficios.

El surgimiento de las Academias o Escuelas de Artes en Centroamérica (a excepción de Belice) se produce después de que las colonias centroamericanas se convirtieran en estados  federales independientes, luego del fracaso imperial  de Agustín Iturbide (1783-1824). Este período pasa por luchas internas dentro de la Federación hasta culminar con el desmembramiento de la misma y el surgimiento de los actuales estados centroamericanos.

Ya como estados independientes inician reformas liberales, se impulsa un modelo agroexportador  (café, caña de azúcar, algodón) y se produce una penetración del capital  y política extranjera (las bananeras, los ferrocarriles) y violencia institucional en Centroamérica que en algunos países desemboca en alzamientos armados (Nicaragua con Augusto César Sandino (1893-1934) y El Salvador en 1932). En este marco sociopolítico surgen las primeras escuelas o academias de arte.

El área centroamericana se caracteriza entonces por la inestabilidad social y política fruto de una creciente polarización ideológica, la dependencia económica y política extranjeras, el fracaso del modelo industrializador, la corta vida de los proyectos culturales, la carencia de políticas culturales por parte de los entes estatales y la influencia de la política partidaria en la vida cultural. Esta situación ha hecho que los artistas se organicen en grupos independientes, o bien, trabajen sin agruparse pero buscando alternativas y con reducidos presupuestos realizan exposiciones, festivales, homenajes, conferencias, entre otras actividades. La empresa privada se incorpora en desigual medida al quehacer cultural impulsando concursos y apoyando exposiciones y encuentros determinadas, algunas veces “oficializándolos”.

Al finalizar los conflictos políticos militares a principios de los años 90 y su relativa pacificación y reconstrucción, Centroamérica entró a un proceso acelerado de “globalización” en la cual el Estado se ve debilitado al vender o concesionar su patrimonio, acrecentado el poder del capital financiero y comercial trasnacional y acentuando su dependencia en un nuevo modelo de “colonización” no solamente económica, sino ideológica y cultural.

No pocos artistas se rebelan ante ello, creando voces aparentemente aisladas pero que en su conjunto provienen de un troco común: la negación al sometimiento, la búsqueda de su propio destino, hayan o no cursado estudios en Academias o Escuelas de Arte. Esa es una de nuestras peculiaridades.

 

BIBLIOGRAFÍA

http://www.oei.es/cultura2/honduras/cap2.htm

http://www.canalsocial.net/GER/ficha_GER.asp?id=3846&cat=arte

http://www.oei.es/cultura2/Nicaragua/08c.htm

http://www.deguate.com/artman/publish/historia/historia-abreviada-de-la-academia-de-bellas-artes.shtml

http://www.prensalibre.com/pl/domingo/archivo/revistad/2006/junio06/250606/cultura.shtml

http://bellasartes.ucr.ac.cr/acerca-de-nosotros/historia/

http://artesplasticas.ucr.ac.cr/info/historia.html

http://nicaragua.ysublog.com/historia-de-nicaragua/

Cea, José Roberto. De la pintura en El Salvador. Editorial Universitaria, El Salvador, 1986.

Mariño Sánchez, César. Desarrollo de la escultura en El Salvador. Editorial Universitaria. El Salvador, 1975.

Vides Morán, Raúl. Educación estética. Imprenta Universitaria, El Salvador, 1975,

Pérez-Ratón, Virginia. Centroamérica: ¿Cintura (o corsé) de América?, en Visiones del sector cultural en Centroamérica. Embajada de España. Costa Rica, 2000.

Martínez, Ricauter. Desarrollo delas artes plásticas en el istmo de Panamá. En III Encuentro integracionista de la plástica centroamericana y del Caribe.  Dirección de publicaciones e impresos, Concultura. El Salvador, 1999

Rodríguez, Bélgica. Arte centroamericano. Educa, Costa Rica, 1998.

Rodríguez, Josefina de. “Pintura Guatemalteca del Siglo XX: Esbozo Histórico”. Texto del libro “Arte Contemporáneo”. Universidad de San Carlos, Facultad de Humanidades. Guatemala, 1968.

 

 

*Mario Castrillo es pintor salvadoreño. Dirige la Pinacoteca Roque Dalton de la Universidad de El Salvador (UES).

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton