Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Julio 30 / 2014

Modelos de funcionamiento capitalista en El Salvador

E-mail Imprimir PDF

Santiago Humberto Ruiz Granadino (*)

SAN SALVADOR-En un sistema capitalista los trabajadores alquilan su fuerza de trabajo recibiendo en pago un salario que equivale al costo de vida del trabajador y su familia, para que sea utilizada por los capitalistas en el proceso de producción de bienes y servicios, en el cual obtienen y se apropian del valor excedente (plusvalía) generado por el trabajo, el cual se reparte entre los capitalistas que participaron en la inversión, algunos reciben rentas por la tierra, otros intereses por el capital prestado y lo que sobra es la ganancia del capitalista que obtuvo la plusvalía. El sistema capitalista se vuelve dominante en El Salvador con las reformas liberales impulsadas por Gerardo Barrios y el desarrollo del cultivo del café para exportación entre los años 1860/1880.

En los ciento cincuenta años de existencia del capitalismo en El Salvador, la economía ha tenido cuatro modelos de funcionamiento: Agroexportador, Industrialización para sustituir importaciones, desarrollista, contrainsurgente y neoliberal. El FMLN propuso y el Presidente Mauricio Funes está comenzando el proceso de establecimiento del modelo de Cambio Seguro.

Modelo Agro Exportador


El primer modelo capitalista de funcionamiento de la economía nacional fue el agro exportador (1875/1965), el cual tuvo las siguientes características: a) se basaba en la sobre explotación de la mano de obra (especialmente la rural) para la producción, procesamiento y exportación de café (luego se agregó el algodón y azúcar), así como para  la compra en el exterior y comercialización nacional de bienes de capital y de consumo; b) generación de grandes ganancias para los exportadores, beneficiadores y grandes productores de café, lo que se  expresó en una fuerte concentración del ingreso y de la riqueza en manos de unas pocas familias (Oligarquía) que dominaron la economía y la sociedad; c) desarrollo de un aparato estatal al servicio de la oligarquía; d)  nacimiento de una incipiente clase media formada por los empleados administrativos de las fincas y beneficios de café, de los comerciantes, de los transportistas, de los bancos y del Estado.

El movimiento revolucionario de esa época, principalmente el Partido Comunista creado en 1929, señaló que los problemas principales era la gran concentración de la tierra en pocas manos, la explotación de los trabajadores sin tierra y la excesiva desigualdad en la distribución de la riqueza y planteó la necesidad de destruir el sistema capitalista por medio de una revolución y construir un sistema socialista de producción, como el que se había establecido en esa época en la Unión Soviética.

Modelo de Industrialización para Sustituir Importaciones

El segundo modelo capitalista de  funcionamiento de la economía salvadoreña es el de industrialización para sustituir importaciones (1955/1970); las características de este modelo económico fueron: a) aprovechar el mercado nacional, alimentado por los ingresos generados en las actividades agro exportadoras, así como el Mercado Común Centroamericano; b) la explotación de la mano de obra urbana barata en las industrias establecidas en el país por las empresas transnacionales, en alianza con empresarios salvadoreños, para ellas vender su materia prima, sus productos intermedios, su tecnología y su maquinaria a la empresa subsidiaria salvadoreña; c) fuerte salida de divisas para  la compra de esas mercaderías, así como para remesar las ganancias que le correspondía a las grandes empresas transnacionales; d) surgimiento de grandes empresarios provenientes de la industria, el sistema financiero y el comercio, algunos de ellos quisieron disputar el papel dominante de la oligarquía cafetalera; e) desarrollo de un fuerte movimiento sindical en las empresas privadas grandes y medianas; f) cada uno de los países  centroamericanos trataba de aumentar sus exportaciones a sus vecinos, aprovechando los mercados nacionales existentes, pero en ningún momento se propusieron mejorar el poder de compra de cada uno esos mercados, los flujos comerciales fueron desiguales lo que generó conflictos entre países, siendo el mas importante la guerra entre Honduras y El Salvador;  f) la creación de empresas estatales para proporcionar servicios públicos como la energía eléctrica, el agua, los teléfonos, los cines, etc.

El Partido Comunista planteó la necesidad histórica de acceder al poder ejecutivo y legislativo por medio de elecciones para realizar una revolución democrática, que sustituyera el modelo capitalista de industrialización para sustituir importaciones por un modelo capitalista nacional, basado en la alianza de los empresarios nacionales con los trabajadores urbanos y rurales organizados, en contra de la oligarquía y las grandes empresas transnacionales, para  disminuir la dependencia externa y lograr un cierto bienestar económico y social para las mayorías de la población.

Modelo Desarrollista

El tercer modelo de funcionamiento de la economía salvadoreña es el Desarrollista (1971/1980), cuyas características fueron las siguientes: a) sus objetivos eran recuperar la dinámica de crecimiento económico, reforzar la estructura productiva capitalista, favorecer la penetración intensiva de capital internacional y postergar la realización de los cambios de estructura que un proceso de desarrollo capitalista implica; b) se realizaron esfuerzos de modernización de la estructura productiva, tales como la diversificación de la producción agropecuaria, el fomento de la agroindustria, la normalización y control de calidad de la producción, así como la creación de las zonas francas; c) entre las medidas más importantes que se adoptaron estaba la reforma educativa, la creación de INSAFOCOOP, la Ley de Avenamiento y Riego, asi como el establecimiento de la Zona Franca de San Bartolo; d) Se intentó realizar un proyecto de reforma agraria, se iniciaron los trabajos preparatorios en los departamentos de La Paz y Usulután, pero la oligarquía obligó al Presidente Armando Molina a desechar esta política gubernamental; durante la administración del General Romero se intentó reactivar la economía, que había entrado en una profunda crisis, mediante decenas de proyectos de inversión pública que no pudieron ejecutarse debido al derrocamiento de este presidente.

El Partido Comunista continuó con su estrategia de alianzas electorales para desplazar a los militares del poder gubernamental, proclamando la necesidad de un modelo de capitalismo nacional, realizar profundas transformaciones en la estructura agraria, estructura financiera y del comercio internacional para corregir las deformaciones del sistema capitalista que existía en el país y avanzar a la construcción del socialismo cuando existiera una fuerza motriz como seria un proletariado con conciencia de clase que pudiera conducir la lucha contra el enraizamiento del capitalismo. Otras organizaciones revolucionarias enarbolaron las banderas de la revolución popular, por la vía armada, para derrotar a la dictadura militar.

Modelo Contrainsurgente


El tercer modelo capitalista de funcionamiento de la economía nacional es el capitalista contrainsurgente (1980/1986), el cual se caracterizó por: a) la pretensión de la fuerza armada, apoyada por el Partido Demócrata Cristiano y el gobierno de los EEUU, de disputar algunas de  las banderas de lucha de los campesinos, obreros y estudiantes revolucionarios organizados en el Frente Farabundo Marti para la Liberación Nacional (FMLN), los cuales intentaban realizar la revolución democrática por la vía armada; b) el gobierno democratacristiano realizó una reforma agraria que afectó a los grandes terratenientes, una nacionalización bancaria y del comercio de exportación,  así como intervención estatal de varias empresas privadas que estaban a punto de quebrar; c) crecimiento de un grupo empresarial pro gubernamental, el cual  fue rechazado por el grupo dominante de la empresa privada, el cual se había convertido en el principal oponente del gobierno democratacristiano; d) organización de los trabajadores beneficiarios de la reforma agraria y de las instituciones estatales, así como políticas gubernamentales para la destrucción  del movimiento sindical revolucionario.

En el marco de la concepción de la revolución democrática, el FMLN planteó la necesidad de derrotar el poder militar, establecer un gobierno democrático revolucionario que impulsara un modelo capitalista de funcionamiento de la economía bajo regulación estatal en beneficio de las grandes mayorías de la población, en que participaría la empresa privada, las empresas estatales y las empresas cooperativas.

Modelo Neoliberal

El cuarto modelo capitalista de funcionamiento de la economía salvadoreña es el Neoliberal, el cual comenzó a ser impulsado por el gobierno en 1987 y dejó de tener apoyo gubernamental en el año 2009, pero que continuará siendo aplicado por la empresa privada por varios años más, este modelo tiene las características siguientes: a) su objetivo es crear las condiciones para que la gran empresa privada se aproveche de la riqueza generada en el país, en detrimento de los consumidores,  trabajadores e incluso de otros empresarios  medianos y pequeños; b) la gran empresa pretendió esconderse detrás de los mercados, a los cuales dominaba, para acrecentar sus ganancias, así también utilizó su poder político para que el Estado renunciara a proteger algunas de las reivindicaciones de los consumidores, trabajadores y de la mediana y pequeña empresa que se habían obtenido en las cuatro décadas posteriores a la segunda guerra mundial, en estas circunstancias el Estado procedió a la desregulación de los mercados de los bienes y servicios que son adquiridos por la mayoría de la población, entregó las empresas  gubernamentales de servicios públicos que mostraban grandes ganancias a los grandes inversionistas privados, así como a canalizar sus compras de bienes y servicios a las grandes empresas privadas;  c) el modelo neoliberal se empezó a impulsar en el marco de la empresa privada a mediados de la década de los ochenta, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico (FUSADES) realizó los estudios pertinentes para adaptar este modelo a la realidad salvadoreña en los años 1985 y 1986; d) en el año 1987, el gobierno de Napoleón Duarte trató de adoptar algunas medidas de políticas que las gremiales empresariales exigían para hacer viable la puesta en práctica de este modelo; d) con la llegada del partido ARENA al gobierno, se definió como estrategia económica oficial el ajuste estructural necesario para el funcionamiento del modelo neoliberal; e) las consecuencias de la aplicación del modelo fueron: el aumento del consumismo dentro de la población, el crecimiento desmesurado del sector servicios (entidades financieras, telefonía, restaurantes) y comercio, en desmedro de la agricultura y la industria; el bajo crecimiento de la economía y del empleo formal; la mayor concentración del ingreso y de la riqueza; la destrucción del movimiento sindical en la mayor parte de las empresas privadas; el mantenimiento de salarios relativamente bajos; el aumento de los abusos en contra de los consumidores; el crecimiento del subempleo y de la actividad productiva informal, el aumento de la emigración de trabajadores salvadoreños hacia EEUU y otros países desarrollados, la dependencia de la economía nacional de las remesas familiares, así como una destrucción acelerada del medio ambiente. 

En el Programa de Gobierno “Nace la Esperanza viene el Cambio” se dice que la estrategia económica de corte neoliberal: a) continuó el proceso de concentración económica en un pequeño grupo de la población, mediante las privatizaciones y la desregulación; b) destruyó la estructura productiva agropecuaria, se desmanteló parte del sector industrial y se debilitó la producción nacional al darse la apertura externa y firmarse los tratados comerciales; c) el crédito continuó siendo caro y escaso no obstante la reprivatización de la banca; d) no se estimuló la inversión extranjera ni la inversión nacional con la dolarización de la economía; e) las finanzas públicas continúan siendo frágiles con una carga fiscal de las más bajas e injustas del hemisferio, mientras la evasión y la elusión tributaria son grandes, f) el déficit fiscal elevado y el endeudamiento del país es alto, costoso, de baja calidad, sometido a prácticas corruptas y realizado con evidente grado de irresponsabilidad ; g) no se produjo el bienestar ni el crecimiento prometido, pero dejó una estela de calamidades sociales

En el diagnóstico del Plan Quinquenal 2010/2014 se caracteriza el modelo neoliberal que se puso en práctica por los gobiernos de ARENA, de la siguiente manera: a) basa su competitividad en los bajos salarios, en las inequidades de género y en el acceso a prebendas otorgadas por el Estado; b) ha generado una terciarización de la economía, por la gran importancia que tienen los servicios, así como el comercio dependiente excesivamente de las importaciones, en detrimento de la producción agrícola e industrial; c) basada en el consumo proveniente principalmente de las remesas familiares y en el crédito para el consumo, lo que le da fragilidad económica y financiera; d) con poca capacidad de generar empleos, de lograr un crecimiento económico sostenido, de canalizar ingresos para amplios sectores de la población, de generar una distribución equitativa del ingreso, así como de avanzar en la solución de los problemas coyunturales y estructurales; e) no ha logrado reducir en forma sostenida la pobreza y la desigualdad; f) genera conflictividad social, erosiona la credibilidad de las instituciones democráticas, favorece el aumento de la violencia y no contribuye a la cohesión social.
Este modelo capitalista  neoliberal  se puso en práctica por primera vez en la década de los sesenta en Inglaterra  bajo el gobierno de Margaret Thatcher y luego en Chile en la década de los setenta bajo la dictadura del General Pinochet, después se aplicó en todos los países capitalistas en las décadas de los ochenta y noventa. Los resultados de la aplicación del modelo neoliberal a nivel mundial han sido el crecimiento desmedido del sistema financiero (el comercio financiero especulativo ha crecido hasta 25 veces más que el comercio real), el predominio de las actividades económicas especulativas (comprar para vender con ganancia utilizando formas de engañar a los demás), el enriquecimiento de las grandes empresas transnacionales y el amasamiento de fortunas personales en forma escandalosa, el debilitamiento del movimiento sindical, la utilización de la flexibilidad laboral (eliminar o burlar las normas legales que protegen los derechos de los trabajadores en las empresas), la creación de clientelas privadas  de las grandes empresas transnacionales (nichos de mercado), la imposición de precios a los consumidores y la mayor dependencia de la mediana y pequeña empresa a las grandes empresas mediante la subcontratación de la producción de bienes y servicios(outsourcing).

El FMLN planteó la necesidad de establecer un modelo capitalista de funcionamiento de la economía, en que la empresa privada  respetaba el principio de la propiedad privada en función social, que el Estado supervisara el funcionamiento de los mercado para evitar que se cometieran abusos contra los trabajadores, consumidores y la mediana y pequeña empresa y que el FMLN y el movimiento social fortaleciera su organización y conciencia política e ideológica para poder transitar hacia una sociedad mas justa y solidaria.

Modelo de Cambio Seguro

En el Programa de Gobierno del FMLN “Nace la Esperanza viene el cambio” se definió que el modo democrático de gobernar consistía: a) en que el gobierno debía ser responsable para todo El Salvador (atendiendo todos los intereses legítimos existentes en la sociedad); b) someterse a la Constitución Política; c) tener una opción preferencial por los pobres; d) esforzarse por lograr resultados y soluciones a los principales problemas del país; e) actuar con honradez, transparencia y rindiendo cuentas; participativo, abierto, dialogante y concertador para la unidad nacional; f) con equidad de género; g) aplicador de la ley; h) con una administración moderna, basada en un trabajo y gerencia de equipo, dirigida a su vez por un liderazgo democrático integrado, integrador, representativo e incluyente; movido por un profundo sentido de unidad centroamericana. Los principales eslogan de ese programa de gobierno fueron los siguientes: “Cambio en El Salvador para vivir mejor”, “Hacia una sociedad justa y solidaria”, “Economía para el Bienestar”, “Esfuerzos medioambientales, beneficios integrales”, “Reforma democrática”.

El programa del FMLN plantea que los objetivos de la reforma económica son: a) lograr el desarrollo económico, equitativo, incluyente, sostenible y compatible con la democracia, en el que sea posible alcanzar el bienestar  de la presente y las futuras generaciones; y b) fortalecer las capacidades productivas, acelerar y elevar  las tasas de crecimiento económico de tal manera que sean compatibles  con los objetivos de mejorar  la distribución del ingreso, aumentar el ahorro, la inversión y generar mas y mejores empleos; contribuir a acelerar y profundizar la integración centroamericana y el Caribe.

Cuando en el programa mencionado se desarrolla la idea de una economía comprometida con el bienestar social y el desarrollo, se puntualiza: a)  que el rasgo distintivo de la nueva política económica será su articulación con las políticas de desarrollo social y ambiental, con el fortalecimiento del estado de derecho y la política exterior, centrados en la persona humana, en la familia, en sus dimensiones material, intelectual, cultural, espiritual y ética; b) las políticas prioritarias son la de empleo, el incremento de la productividad, la estimulación de la oferta, la demanda y la inversión privada; c) el papel del Estado es promover el desarrollo económico y social, así como corregir las fallas del mercado; d) una economía orientada a la equidad, la inclusión y la participación; e) se pretende fortalecer la capacidad de los productores nacionales de exportar y de competir con las importaciones, impulsar el mercado interno, apoyar el consumo básico, estimular el ahorro y la inversión productiva; f) la promoción de la iniciativa privada, para ello el gobierno creará y mantendrá un clima de negocios favorable para las empresas de todos los tamaños; g) para poder realizar su papel, el gobierno debe garantizar su sostenibilidad fiscal y financiera; h) todas estas políticas económicas requieren avanzar en la sostenibilidad ambiental, social, política y económica en el mediano y largo plazo.

En el Plan Quinquenal aparece mejor definido el modelo capitalista de cambio seguro, luego que el Consejo Económico y Social acordó las principales apuestas estratégicas para el año 2024, en dos de estas apuestas se define el contenido central del modelo: a) Tener vigente, en el marco del régimen de libertades que la Constitución de la República establece, un modelo de crecimiento y de desarrollo integral, sostenible, eficiente, equitativo e incluyente, basado en el ordenamiento  y la integración territorial y productiva interna, en el aumento de la productividad proveniente de la innovación, la tecnología y el conocimiento, en el fortalecimiento del mercado interno, en la integración con el resto de Centro América y la profundización y diversificación de las relaciones comerciales, fomentando el dinamismo de un sector exportador diversificado, consolidado y competitivo; b) Construir una sociedad equitativa, incluyente y tolerante en donde exista  la equidad de género y en la que los derechos de toda la población, con especial énfasis en los grupos en condiciones  de vulnerabilidad, sean respetados.

El Plan Quinquenal pretende paliar las fallas y sanar las heridas ocasionadas por el sistema capitalista salvaje o neoliberal, el cual fue indiferente a la situación en que vivían millones de salvadoreños, en donde muchos de ellos prefirieron huir de su propio país; es posible mejorar parcialmente esas situaciones heredadas por el modelo neoliberal, pero en la medida que se respete a los ciudadanos y se creen condiciones para empoderar a la gente, estas tenderán a engrosar las filas de los que avanzan hacia una sociedad superior que necesariamente chocará con el capitalismo dependiente y elitista que prevalece en nuestro país.

(*) Economista y columnista de ContraPunto

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton