Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Noviembre 26 / 2014

Diálogo territorial en el Bajo Lempa

E-mail Imprimir PDF

Nelson Cuéllar (*)  

SAN SALVADOR - Desde la conformación del Grupo Diálogo Rural (GDR) de El Salvador, en enero de 2011, los desafíos por avanzar hacia una mejor coordinación institucional de los principales marcos de política, así como programas e inversiones claves con foco en la pobreza rural emergieron como una de las principales motivaciones para orientar una agenda de trabajo estratégica de dicho Grupo. Las preocupaciones por la equidad, la inclusión, la sostenibilidad y la gobernanza territorial también emergieron como consideraciones críticas que forman parte de la agenda de trabajo que el GDR ha priorizado en el análisis de los principales programas impulsados por el Estado, en particular, la Estrategia de Desarrollo Productivo, el Plan de Agricultura Familiar y el Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes Rurales. 

El Grupo Diálogo Rural El Salvador, pertenece al Proyecto Conocimiento y Cambio en Pobreza Rural y Desarrollo, que impulsa el  Rimisp- Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, cuyo objetivo es organizar y conducir procesos de diálogo político, análisis de políticas y asistencia técnica a los tomadores de decisiones.  Este proyecto es financiado por: el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el International Development Research Center (IDRC, Canadá). 

Además de enfocarse en programas como los mencionados, el GDR también ha discutido y analizado nuevas oportunidades que están reconfigurando el contexto en que se desarrollan dichas iniciativas, particularmente el Asocio para el Crecimiento -Partnership for Growth- entre el Gobierno de El Salvador y el Gobierno de los Estados Unidos y la oportunidad de implementar un FOMILENIO II focalizado en la zona costero-marina del país, el cual formaría parte de una estrategia más amplia de desarrollo para dicha zona. 

Convencidos que el esfuerzo de coordinación  inter-institucional de las entidades del Estado y que las preocupaciones por la equidad, la inclusión, la sostenibilidad y la gobernanza no pueden ser abordados de manera abstracta, el GDR consideró necesario enfocarse en un territorio específico para poder contribuir al análisis de cómo la implementación de políticas, programas e inversiones se vinculan entre sí, pero además, de qué manera las iniciativas promovidas por el Estado son moldeadas por el contexto territorial y por las propuestas de los actores territoriales. El territorio priorizado comprende la zona de la Bahía de Jiquilisco-Estero de Jaltepeque, conocido también como Bajo Lempa. Ese es un territorio fuertemente marcado por el ya desaparecido cultivo del algodón y en el que hoy coexisten diversas dinámicas productivas que van desde actividades de subsistencia vinculadas con la agricultura y la pesca, hasta la expansión de actividades diversas como el cultivo de la caña de azúcar, la ganadería, la pesca industrial, los servicios logísticos y el turismo, entre otras. 

Este también es un territorio con una gran riqueza organizativa en el que se han venido promoviendo estrategias innovadoras con claras implicaciones para nuevos marcos de políticas públicas. Sin embargo, en el Bajo Lempa, territorios como la Bahía de Jiquilisco y el Estero de Jaltepeque son recurrentemente afectados por los impactos del cambio climático, especialmente por inundaciones que amenazan los medios de vida, la salud, la infraestructura, todo lo cual, incluso ha motivado arreglos institucionales para la gestión del riesgo y la reducción de la vulnerabilidad.  

El Bajo Lempa es un territorio que cuenta con propuestas propias de desarrollo, construidas en procesos participativos por los mismos actores locales-territoriales, pero también es un territorio con fuertes desafíos de gobernanza por la riqueza de recursos y la ubicación estratégica que alientan distintas visiones. Un proceso de diálogo territorial en la Bahía de Jiquilisco-Estero de Jaltepeque, aunque se enfoque en ciertos marcos de política, como los identificados en el GDR, necesariamente debe trascender a buscar aportar en la construcción de nuevas modalidades de vinculación entre el Estado y los actores territoriales. 

Este Grupo de Diálogo Rural es parte de un esfuerzo regional latinoamericano y tiene sus pares en México, Colombia y Ecuador. Informe de sus actividades a través de www.rimisp.org y siga al Grupo nacional en Facebook:   http://www.facebook.com/pages/Grupo-Di%C3%A1logo-Rural-El-Salvador/197362163647003?sk=info

(*) Colaborador de ContraPunto

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton