Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Julio 26 / 2014

El reciclaje de residuos electrónicos

E-mail Imprimir PDF


Se estima que para el 2015 la generación de residuos electrónicos será  mayor en los países en vías de desarrollo que en los del primer mundo.  

Por Gloria Morán 

SAN SALVADOR- El llamado “camino hacia el desarrollo” está marcado por el uso excesivo y casi obligatorio de aparatos electrónicos, la mayoría de ellos formados por elementos altamente tóxicos y contaminantes, tanto para el ser humano como para el medio ambiente. Es por eso que el Convenio de Basilea impulsa, entre otras cosas, la gestión ambientalmente responsable de los residuos electrónicos.  

El Convenio de Basilea tiene dos pilares, en primer lugar, regula los movimientos

transfronterizos de desechos peligrosos y otros. En segundo lugar, el Convenio obliga a sus partes a garantizar que los desechos sean manejados y eliminados de manera ambientalmente racional; de ahí surge la importancia del reciclaje de los residuos electrónicos.  

Las últimas disposiciones del Convenio de Basilea se dieron durante la reunión de 118 Partes del Convenio en Cartagena de Indias, Colombia.  

En el 2006, de acuerdo al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la generación de residuos sólidos comunes en El Salvador se estimaba en 3.186,97 toneladas. Este volumen ha crecido considerablemente en los últimos años.  

Para Khaty Cortez, técnico del área de desechos sólidos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), la preocupación en El Salvador sobre el tratamiento de los desechos electrónicos surge debido a que han descubierto que las chatarreras no solo tienen desechos comunes, sino también una gran cantidad de aparatos electrónicos y que los desmantelan sin ningún tipo de precaución.  

Miguel Araujo, director del Centro Regional del Convenio de Basilea para Centroamérica y México (CRCB-CAM), aseguró que la importancia de la gestión ambientalmente responsable radica en que incluye los aspectos de prevención, minimización, tratamiento y disposición final en forma adecuada de los desechos electrónicos y de los desechos peligrosos, como el plomo.  

“El Convenio de Basilea tiene mucha preocupación porque es la corriente de desechos electrónicos la que más está creciendo en el mundo y no solo en países desarrollados; lastimosamente se estima que para el 2015 la generación de residuos electrónicos será mayor en los países en vías de desarrollo”, dijo Araujo.  

A raíz de dicha preocupación surge en el 2008 una asociación adicional al Convenio, la Asociación para la Acción en Materia de Computadoras (PACE), que se puso en marcha por el interés de conocer la utilización de equipos de informática al final de su ciclo de vida. 

El fin de estas asociaciones es que los representantes del gobierno trabajen en conjunto con los fabricantes, la industria del reciclaje, las instituciones académicas y las organizaciones no gubernamentales de interés público en el reciclaje de desechos electrónicos.  

En El Salvador, lo más parecido a la idea de PACE, es el Centro de Reacondicionamiento de Computadoras (CRC), instalado en Zacatecoluca, departamento de la Paz. Pertenece al Ministerio de Educación (MINED) y funciona desde el 2007. 

El CRC tiene dos funciones, una es comprar partes nuevas de computadoras para  ensamblarlas; “algunos de los beneficios para el MINED es la reducción de costos, pues nos salen a mitad de precio cuando se hacen los ensamblajes y aparte se recicla”, dijo William Mejía del MINED.  

La otra función es que el centro hace gestiones con instituciones privadas, ONG o con instituciones gubernamentales para que donen las computadoras que ya no les funcionan para que sean rehabilitadas y luego donadas a los centros de educación pública.

Para Mejía es importante el reciclaje de componentes electrónicos porque muchos de los materiales con los que están fabricados son altamente contaminantes para el medio ambiente.  

Mejía y Araujo coinciden en que el tratamiento ambientalmente responsable es un beneficio tanto ambiental como económico para el país que lo implementa de manera adecuada.  

Otros puntos del Convenio 

  Araujo explicó que el Convenio remarca además de la importancia del reciclaje de desechos electrónicos, la gestión ambientalmente responsable de baterías usadas de vehículos, de las que el 96 por ciento de sus materiales pueden ser reutilizados.  

Ésta incluye una cadena de recolección, transporte y almacenamiento temporal; luego incluye el transporte hacia su reciclaje definitivo a plantas de reciclaje, la única que es parte de Basilea está en las afueras de Guatemala y está destinada a recibir, en principio, las baterías usadas de El Salvador y Honduras.  

Otro de los ejes del Convenio es el de la destrucción de grandes bancos de sustancias agotadoras del ozono (SAO), dañinas para la atmósfera; además de contaminantes orgánicos persistentes (COP), los cuales son perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente.  

Durante la reunión en Colombia, Araujo hizo énfasis en que "el Convenio de Basilea y las regulaciones nacionales destinadas a desalentar los envíos no deseados de las sustancias químicas y desechos también pueden ser percibidos como inhibidores de envíos deseables de SAO y de COP hacia plantas de destrucción ambientalmente responsables en varios países. " 

Se debe educar a la población 

William Mejía del MINED aclaró  que desde el punto de vista de la educación, “es necesario hacer una concientización de la peligrosidad de los materiales que se han utilizado para producir y fabricar los componente electrónicos. La gente ni se imagina de qué están compuestos los aparatos electrónicos”.  

El representante del MINED dijo que es necesario unir esfuerzos entre el MARN, Ministerio de Economía (MINEC), entre otras entidades para lanzar una campaña que eduque a la población sobre los componentes químicos.  

“Los esfuerzos significan educar a la sociedad, para que clasifique los materiales y señalar, en su momento, a alguna institución encargada de reciclar este tipo de materiales”, aseguró Mejía. 

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton