Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Septiembre 02 / 2014

Accidente de tránsito: ¿un crimen inconsciente?

E-mail Imprimir PDF


El Salvador tiene una tasa de mortalidad por accidentes de más de 12 por cada 100.000 habitantes; Uruguay tiene una tasa de 4,3; mientras que México, por ejemplo, 20 por cada 100.000 habitantes. El Salvador está más cerca de lo peor

 

Por Magdalena Flores

SAN SALVADOR
– Una mujer de 35 años de edad murió el lunes de manera fulminante, al ser arrollada por una camioneta Dodge que salió disparada por el aire luego de llevarse la barda de protección del paso a desnivel, ubicado en San Martín, municipio aledaño de San Salvador.

María Amparo Santos murió en el instante. Ella no sólo fue impactada por el automotor que se conducía a excesiva velocidad, sino que también fue tirada de la parte superior del paso a desnivel a la carretera Panamericana.

Los accidentes automovilísticos siguen cobrando valiosas vidas, como la de Santos, que se encontraba esperando una mercadería en dicho lugar cuando fue sorprendida por el automóvil que le cayó encima por la temeridad del conductor.

Según reportes de prensa dados por las autoridades de tránsito, el lunes pasado hubo ocho muertos por accidentes terrestres.

Estadísticas del Viceministerio de Transporte indican que hasta la fecha (en lo que va del año) han fallecido 785 personas en accidentes de tránsito, de los cuales 465 han sido atropellados por los automovilistas.

El informe “Estado de Seguridad Vial en la Región de las Américas”, elaborado en 2009 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), detalla que El Salvador tiene una tasa estimada de mortalidad por accidentes de tránsito de 12.6 por cada 100.000 habitantes. Además indica que el 63.1% de fallecidos son peatones.

Las tasas ajustadas de mortalidad por tránsito vehicular en la América Latina y el Caribe fluctúan entre un mínimo de 4,3 por cada 100.000 habitantes en Uruguay a más de 20 por 100.000 habitantes en México, Perú y Venezuela, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que indica que El Salvador está cerca la gravedad.

“Lamentablemente hemos tenido un incremento de la accidentabilidad a nivel nacional, pero tenemos 94 homicidios menos en relación al año pasado”,  dijo a ContraPunto el Jefe de la División de Investigación de Accidentes de Tránsito de la PNC, Otto Hugo Urrutia.

Hasta finales de la semana anterior se contabilizaban, en lo que va de año, 15,732 accidentes de tránsito, los cuales dejaron 5,921 personas lesionadas.

La distracción del conductor, la excesiva velocidad y la imprudencia del peatón son las tres principales causas de lesiones y muertes en los accidentes de tránsito.


Transporte colectivo en la mira

De acuerdo a Urrutia la mayoría de los accidentes automovilísticos son ocasionados por los vehículos particulares, pero que el transporte público ocasiona los más graves.

Datos estadísticos de la Subdirección de Tránsito Terrestre PNC destaca que de enero al 22 de julio de este año el transporte público –buses y microbuses- ocasionó 1,276 accidentes, en los cuales 72 personas murieron y 464 resultaron con lesiones.

El transporte público siempre ha sido duramente criticado por el mal servicio que brinda. Pero a pesar de ello los transportistas siempre andan exigiendo sus derechos, cuando no hacen ni lo más mínimo para brindar un servicio digno a la población.

Recientemente algunas gremiales del transporte público han solicitado incrementar la tarifa del pasaje. Incluso la Asociación de Empresarios de Autobuses de El Salvador (AEAS) ha planteado la idea de incrementar el pasaje de $0.20 a $0.50 en la zona urbana, cuota que difícilmente podría cubrir un salvadoreño común que gana el salario mínimo de $207.60 al mes.


Buscando una solución


De acuerdo a Urrutia la mejor solución sería invertir en educación vial a nivel general, pero inicialmente se podría comenzar con el transporte público. “Apostarle a la educación vial en general. Pero podemos puntualizar con transporte público que requiere una solución integral porque es un problema que tiene varios ángulos”, apuntó el oficial.

“Dentro de la problemática de los accidentes está que los señores del transporte público manejan de una forma desordenada”, agregó.

También Urrutia señaló que la Ley de Transito tiene vacíos legales que no les permite controlarlos, porque de nada les sirve multarlos por manejar a excesiva velocidad si a ellos les da lo mismo, ya que nunca las pagan las multas.

“La ley no tiene dientes para poder tener a estos conductores temerarios quietos, que se ajusten a las normas de tránsito. Si le pones una multa le da lo mismo”, se quejó el oficial de la policía de Tránsito.

Las esquelas no son muy altas por lo que a los conductores no les importa infringir la ley. Por cometer una falta leve pagan $11, una grave $37 y  una muy grave $54.

En cuanto a la inversión en educación vial Urrutia dijo “hay inversión en educación vial, lo que pasa es que las instituciones estamos haciendo el esfuerzo internamente, nosotros tenemos una división de educación vial en la cual hay diferentes programas encaminados a prevenir los accidentes de tránsito”.

En este rubro el estudio de la OPS sobre seguridad vial señala que sólo ocho países de las Américas están invirtiendo en seguridad vial. Costa Rica es el que más gasto per cápita hace en esa área, con $7.38 por habitante, seguido de Estados Unidos, con $2.74.

El Salvador no está en ese listado exclusivo de las ocho naciones que invierten en ese rubro.

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton